guitarra¿DE DONDE VIENE LA PALABRA FLAMENCO?
Gran misterio no resuelto ante el que nos encontramos en cuanto a este vocablo se refiere, por más vueltas que se le ha dado, no se ha llegado a una verdad fehaciente, hay muchas teorías, algunas con más y otras con menos lógica, e incluso algunas de ellas descabellas del origen de este término.

Citamos algunas hipótesis, son las que gozan de mayor credibilidad, en cuanto al origen de la palabra flamenco:

- Por "paralelismo" con un ave: Relacionan el origen del género flamenco, con las aves de cuello, pico y patas muy largos, del mismo nombre, con plumaje rojizo que a lo lejos parece flamas de fuego, el aspecto y el lenguaje corporal de sus intérpretes "recuerda" a dichas aves.

- Por ser la música de los "fellah min gueir ard" que significa "campesino sin tierra": Los moriscos se integraron en las comunidades gitanas, con las que compartían su carácter de minoría étnica al margen de la cultura dominante. Como unión de estas culturas, debió surgir el cante flamenco, como manifestación del dolor que ese pueblo sentía por la aniquilación de sus costrumbres.

- Porque su origen está en Flandes: Otra de las hipótesis vinculan el origen del término con Flandes. Se comenta que, el flamenco llegó a España desde esas tierras en la época de Carlos V, de ahí su nombre. Algunos añaden que en los bailes que se organizaron para dar la bienvenida a dicho monarca se jaleaba con el grito de ¡Báilale al flamenco!

- Porque a los gitanos se les conoce también como flamencos: Se argumenta que este género debe su nombre a que sus principales cultivadores, los gitanos, eran conocidos frecuentemente en Andalucía bajo dicha denominación. No se tiene certeza del motivo por el que los gitanos eran llamados "flamencos", sin embargo hay numerosas noticias que apuntan hacia un origen jergal, situando al término "flamenco" dentro del léxico propio de la germanía. Esta teoría sostiene que "flamenco" deriva de flamancia, palabra que proviene de "flama" y que en germanía se refiere al temperamento fogoso de los gitanos.

caravana_gitanosORIGEN DEL FLAMENCO.

Existe controversia sobre el origen del flamenco, ya que si existen distintas opiniones y vertientes, ninguna de ellas puede ser comprobada de forma histórica y su procedencia es una incógnita debido a que España, ha sido históricamente una verdadera encrucijada de culturas.

Intentaremos descifrar las incógnitas que se nos presentan, a la hora de averiguar la procedencia, aunque sin poder demostrarlo históricamente.

Los gitanos, pueblo errante, entraron en España, en los albores del siglo XV, según investigaciones hechas al efecto, procedían del norte de la India y se dice que también de Pakistan, buscaban climas cálidos y adaptables a su forma de vida al aire libre y viajaban en carromatos, una gran parte quedaron por Cataluña, lugar de la península por donde se cree que penetraron en España, otros siguieron hacia el sur, y la mayor parte de ellos se asentaron en la parte más occidental de Andalucía, es decir, la baja Andalucía, Sevilla y Cádiz, que aún conservaba un buen porcentaje de moriscos.

Con los materiales musicales dispersos en los campos de Cádiz y Sevilla, entre la población campesina morisca y andaluza, los gitanos Indios y Paskistanies, buenos herreros, forjaron los primeros cantes flamencos, integrando en ellos las diversa tradiciones musicales que encontraron vivas en la población morisca de los campos bajo-andaluces. A esto, aportaron los gitanos, su poderosa capacidad de combinar diversos estilos de cante.

Muchos otros comentan que la llegada de los gitanos errantes, coincide más o menos en fechas históricas, con la expulsión de los judíos y la rendición del último baluarte árabe, por lo tanto un conjunto de culturas formadas por individuos de muy diversa procedencia, estilos y mentalidad: moriscos y juidaizantes, gitanos y campesinos sin tierra, gentes dispersas, perseguidas por la Inquisición o escapadas del destierro o la clandestinidad.

Recapitulando todos estos datos, algunos buscan las raíces del cante flamenco en el exterior (origen pakistaní), otros las buscan en una raza determinada, origen gitano del cante jondo o gitano-andaluz, otros niegan la paternidad a un grupo social o raza determinada en la creación de este cante singular que es el jondo, tesis del origen andaluz como producto de la convivencia de gitanos, moriscos y andaluces, sin privilegiar a ningún grupo determinado.

Las teorías del origen del flamenco, se podrían resumir así:
1.- El flamenco es de origen oriental (Pakistán, India).
2.- Tiene elementos gitanos: el cante es creación genuina de los gitanos.
3.- Influencia de los gitanos, pero no como creadores, sino como “forjadores” del cante a base de elementos del folclore andaluz.
4.- El cante no es producto de ningún grupo social especial, ni de ninguna etnia: cuando llegaron los gitanos a España, el cante ya había sido creado.
5.- Teoría gitano-morisca del cante: los gitanos no crearon ni forjaron nada, el flamenco es un producto autóctono de la Baja Andalucía y en él confluyen elementos de todas las culturas que se asentaron en esta región y de todos los grupos étnicos que convivieron en ella: andaluces, moriscos y gitanos. Los gitanos no ejendraron el flamenco, pero fueron los primeros que lo “profesionalizaron”, los primeros que lo “comercializaron”, lo primeros que lo difundieron, el papel de los moriscos refugiados con los gitanos fue muy importante, así como la tradición de los judíos sefardíes y de los cristianos mozárabes.

cafe_cantanteEVOLUCIÓN DEL FLAMENCO

Haciendo un recorrido desde sus orígenes, empezamos a tener información más acertada sobre su evolución, sabemos que una vez asentado en España, lo cantaban los gitanos en las casas, la calle, con amigos, en familia...

De la intimidad de los hogares de los gitanos, este arte pasa a tener sitio en patios, ventas y fiestas privadas, a solicitud de las clases pudientes de la época, los cantes se solían intrepretar a palo seco, sin más acompañamiento que el toque de las palmas y panderos.

A raiz de estos eventos privados, nacieron los cafés cantantes. Eran salones decorados con flores, espejos, carteles de toros, sillas y mesas destinadas al público, que previo pago de entrada, se podía disfrutar de espectáculos musicales en un tablao, donde actuaba el cuadro flamenco, beber vino, café, licores.

Con la aparición de los cafes cantantes, nació la llamada "Edad de Oro del Flamenco".

Se dice, que el primer café cantante se abrió en Sevilla, en la calle de los Lombardos, allá por el año 1842 y que su regente fue Silverio Franconenntti y Aguilar, cantaor de extenso repertorio y grandes dotes artísticas, de padre romano y madre de Alcalá de Guadaira (Sevilla), el éxito de este negocio motivó que, se fueran abriendo otros locales similares en distintas ciudades de Andalucía y en otras partes del país.

Como todo negocio, los cafés cantantes se debían adaptar a los gustos del numeroso público que asitía, que no siempre apreciaba el cante jondo, solicitando versiones más alegres y dicharacheras. Ante esta solicitud del respetable, queda hasta casi en el olvido algunos estilos musicales muy profundos, algunos críticos flamencos consideran que la etapa de los cafés cantantes significó la creación del flamenco tal como se conoce hoy en día: palos, toques, bailes...

El baile adquiere gran protagonismo creando una espectación máxima, gran fenómeno que permitió a un número creciente de cantaores, bailaores y guitarristas dedicarse profesionalmente al flamenco. La profesionalización de los artistas flamencos, creó en ellos una rivalidad que les llevó al enriquecimiento de algunos estilos y a la creación de muchos otros, hasta entonces desconocidos. La guitarra, anteriormente limitada al acompañamiento ritmico del cante podríamos decir que se perfecciona y el baile más asequible al público, forjaría grandes formas artísticas de expresión.

operaA mediados de la década de 1920, los cafés cantantes empezaron a cerrar sus puertas. Los artistas flamencos, algunos de ellos ya de fama internacional, empezaban a ofrecer sus espectáculos en plazas de toros, circos, teatros...con mejores medios para las actuaciones. Las representaciones flamencas, se extendieron, aparte de España, por las principales ciudades del mundo.

El fin de la época de los cafés cantantes, da paso a otra etapa: la Ópera flamenca.

El nombre no tiene ninguna relación con la ópera que actualmente conocemos, se comenta que esta denominación era una estrategia económica de los promotores, puesto que los conciertos intrumentales, la ópera sólo tributaba el 3% mientras que los espectáculos de variedades pagaban un 10%. Los empresarios usaron esta táctica picaresca de sumar la palabra ópera, a la de flamenco, para ahorrarse un 7% de pagar al fisco, obteniendo así incrementos a sus beneficios. Entre los empresarios destacamos el nombre de Vedrines.

El modelo de organización del espectáculo pasa por la formación de compañías, el momento de las giras por todo el mundo, guitarra en mano, maletas llenas de volantes, batas de cola, mantones, abanicos... Otro gran cambio para el flamenco, puesto que los cantes más profundos desaparen por completo, dando más cavida a los más verbeneros.

Este camino nuevo que había tomado el flamenco no gusta a todo el mundo y en 1922 un grupo de intelectuales, como Manuel de Falla, Federico García Lorca y otros artistas, crean en Granada un Concurso, con la finalidad de buscar nuevos valores que cultiven el cante jondo auténtico, quedaron excluidos los cantes festeros y sólo podían participar aficionados, sentían preocupación pues creían que el triunfo masivo del flamenco acabaría con sus raíces más puras y hondas.

La ópera flamenca se prolongará durante dos largas décadas y convivirá con géneros como la zarzuela y la copla. Pero la llegada de la Guerra Civil Española truncará todas las posibilidades artísticas. Fue una guerra que arrasó con todo y la cultura, no fue ni mucho menos una excepción. Tras la Guerra Civil, durante la postguerra y los primeros años de Franquismo, se miró con recelo al mundo del flamenco, pues las autoridades no tenían claro que dicho género contribuyera a la conciencia nacional.

Sin embargo el régimen pronto acabó adoptando el flamenco como una de las manifestaciones cuturales españolas por antonomasia. La dictadura usó el Flamenco para construir los símbolos de “lo español” como se observa en el cine folclórico que se populariza tras la Guerra. El cine y la radiodifusión hicieron de los flamencos figuras populares.

Entre los años 1950 y 1970, nos encontramos con un Renacimiento del Flamenco, empezaron a publicarse abundantes estudios sobre el flamenco, la investigación, conservación, promoción y defensa del arte, el flamenco pasó de ser un mero espectáculo, para convertirse además en objeto de estudio.

El arte en esta época se desarrolla en los tablaos, tal y como los conocemos hoy en día, son los herederos de los cafés cantantes, contando con verdaderas personalidades del baile, que compaginaban sus actuaciones en los tablaos con el teatro, cine, festivales y otros escenarios.

A partir de 1970, con el cambio político y social Español y como respuesta a la revolución juvenil, se empiezan a notar nuevas tendencias musicales, entre fusiones, a lo que algunos las denominan confusiones, el arte flamenco admite nuevas formas. Se vio como el rock irrumpió en el panorama musical y como no, en el flamenco, la combinación de ambos factores desembocó en un período revolucionario llamado Fusión Flamenca.

camaron_pacoluciaCabe destacar de esta época unión artística de Camarón y Paco de Lucía, quienes dieron un impulso creativo al flamenco. Ambos artistas emprendieron su carrera en solitario, Camarón se convirtió en un cantaor mítico por su arte y su personalidad, con legión de seguidores, mientras que Paco de Lucía revolucionó a todo el mundo musical del flamenco con su guitarra.

LLEGAMOS AL FLAMENCO DE HOY.

Hoy podemos hablar de flamenco clásico (el de siempre), flamenco popular, nuevo flamenco, fusión, guitarra flamenca, flamenquito, flamenco chill... Existen unos orígenes de los que cada cual bebe e interpreta a su manera, enriqueciendo así, a lo largo del tiempo, esta música universal y sus formas de ejecución cante, toque y baile.

Es un arte vivo, en constante evolución, un arte valorado y respetado en el mundo entero, además de considerado por muchos, una de las formas artísticas más ricas en cuanto a matices, estilos y ritmos que jamás se haya dado en la historia de la música.

Lo que sí está claro es que, actualmente:
EL FLAMENCO ESTÁ CONSIDERADO COMO PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL DE LA HUMANIDAD Y PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL ETNOLÓGICO ANDALUZ.

Ahí está, en cada nota, en cada esquina, en cada disco, en cada espectáculo, en cada bar, en la calle, en ti...Es sólo cuestión de acercarse a él y...DISFRUTAR.