CAMPANILLEROS.
Los campanilleros hunden sus raíces en aquellas personas, que al son de campanillas y cantes devotos, iban por las calles en rondas nocturnas o al alba convocando a los fieles para que acudieran a actos religiosos. Con sus cantes avisaran para las misas y sufragios en honor de los difuntos, procesiones...
La tradición de los campanilleros -que existía en muchos pueblos de Andalucía- se fue perdiendo con el paso del tiempo en la mayoría de los lugares, especialmente durante este siglo, al decaer las celebraciones religiosas que dieron origen a los campanilleros.