ZORONGOS.
El zorongo era un baile muy común en la época de la tonadilla. Su nombre se debe a que en la letra de uno de los primeros zorongos aparece a modo de estribillo esta palabra ¡Ay, zorongo, zorongo, zorongo!. Su origen es incierto, pero se hizo muy popular en las agrupaciones zámbricas del Sacromonte de Granada.