MARIANAS.
El palo de la mariana es otro cante del tronco de los tangos, más lento, más relentizado y parecido a los tientos.
Se cuenta, que el origen de este palo viene de los gitanos errantes, que tenían una mona vieja más pícara que su dueño, dichos animales bailaban al son del pandero y el sentío que el gitano entonaba, pronto se hizo popular y sin que sepa por qué les asignaron el nombre de "mariana".
La mariana es un palo que ha caído en desuso.